1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://saludinfantil.about.com/od/Malestar/a/Definici-On-M-Edica-Prevenci-On-Y-Tratamiento-De-La-Deshidrataci-On.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

Definición médica, prevención y tratamiento de la deshidratación

Por

¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación es la falta de agua en el cuerpo, como lo define la Revista Especializada de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA por sus siglas en inglés) Cuando el cuerpo está deshidratado, este está usando más agua que la que consume. La diarrea ocasiona la pérdida excesiva de fluidos y electrolitos (o sales) que son esenciales para que el cuerpo funcione con normalidad. Si el cuerpo no repone el líquido perdido, con la misma velocidad que lo pierde, entonces puede deshidratarse. La deshidratación puede ocasionar debilidad, mareos, y desmayos. Para los recién nacidos, los niños en edad pre-escolar y las personas de la tercera edad, la deshidratación ocasionada por diarrea es una condición que puede ser mortal y requiere de una atención médica puntual.

¿Cómo prevenir la deshidratación?

Consumir líquidos para reemplazar la pérdida de fluidos en el cuerpo es el primer paso. Una de las primeras reglas es determinar cuando tu niño necesita más hidratación, es decir:

  • Cuando hace calor.
  • Cuando tu niño está enfermo.
  • Cuando ejercita o participa en una actividad física

Por ello los médicos recomiendan tomar grande cantidades de líquidos y comer frutas y vegetales, ya que estos tienen alto contenido de agua, como lo señala la Clínica Mayo. Clínica Mayo.

Además del agua, las frutas y los vegetales, cuando haya sospecha de deshidratación también se puede recurrir a las soluciones orales comerciales, las cuales ayudan en reponer los electrolitos. Entre las marcas de soluciones orales de rehidratación más conocidas están Pedialyte, Pedialyte, y Gastrolyte entre otras.

Recuerde que es mejor utilizar estos productos en lugar de agua sola o soluciones caseras, especialmente para los bebés y los niños pequeños. Normalmente, la mayoría de las farmacias tienen disponibles las soluciones orales y para adquirirlas no se necesita de una receta médica. La recomendación de los médicos es que se preste especial atención a los recién nacidos y los niños, para que estos consuman líquidos y así prevengan cualquier posibilidad de deshidratación. No olvide siempre consultar con su médico para que le apruebe el uso de la solución oral.

En caso de que tu niño tenga diarrea, evite los medicamentos antidiarréicos, al menos que el médico que atiende a su niño se lo haya recetado. Por lo general, los medicamentos antidiarrréicos que se recetan a los adultos pueden ser peligrosos para los niños y los ancianos. Siempre consulte con su médico y evite automedicarse.

No todos los líquidos sirven para hidratar, por ello evite todos los líquidos que contengan cafeína, tales como el café, el té, las bebidas alcohólicas y algunos refrescos. Siempre lea la etiqueta.

La Clinica Mayo señala que es importante distinguir entre la deshidratación leve a moderada y la severa. La razón es porque la leve o moderada puede tratarse y superarse simplemente con ingerir grandes cantidades de líquidos. Sin embargo, la severa requiere de atención médica inmediata.

¿Cómo saber si tu niño está deshidratado?

Los síntomas de la deshidratación de adultos y niño pequeños y recién nacidos son distintas. La Cámara Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas, del Departamento de Sanidad de Estados Unidos (NDDIC por sus siglas en inglés) http://digestive.niddk.nih.gov/spanish/pubs/diarrhea_ez/index.aspx explica que los síntomas comunes de deshidratación en los niños son:

  • desasosiego, somnolencia, irritabilidad.
  • cuando la boca o la lengua están resecas.
  • cuando el niño luce debilitado, flojo o no demuestra tener energía.
  • ausencia de lagrimas al llorar.
  • sus ojos lucen hundidos o la zona blanda (conocida como la fontanela) de la cabeza del bebé está hundida
  • tiene fiebre alta y está sudoroso. Este síntoma es curioso porque algunos niños pueden estar muy enfermos y no tener fiebre, o tener una fiebre muy alta con una simple gripe, según lo explica el libro What to Expect The First Year, de las autoras Arlene Eisenberg, Heidi E. Murkoff, y Sandee E. Hathaway, B.S.N.
  • cuando orina menos; no moja pañales por 3 horas o más.

Siempre debes consultar con tu médico si tu niño presenta alguno de estos síntomas ofrecidos por la NDDIC.

¿Cómo rehidratar a los niños menores de 1 año con deshidratación leve o moderada?

  • si estás amamantando, hazlo con mayor frecuencia.
  • si le estás dando leche comercial ofrécele la cantidad normal, al menos que esté vomitando. Si el bebé está vomitando ofrécele cantidades más pequeñas, pero con mayor frecuencia. Si vomita más de una vez, comunícate con tu pediatra.
  • si tu bebé está comiendo sólidos, tales como cereal, puré de bananas y puré de papas, eso también cuenta como ingesta de líquidos.
  • siempre está la opción de ofrecerle soluciones orales como el Pedialyte. Hacerlo lo ayuda a reemplazar los electrolitos sales, azúcar, potasio y otros nutrientes. Consulta con tu pediatra para saber que cantidad darle al bebé.

¿Cómo rehidratar a los niños de 1 a 11 años de edad con deshidratacíon leve o moderada?

  • Ofrécele líquidos frecuentemente. Pueden ser tragos pequeños, especialmente si el niño esta vomitando.
  • Ofrécele caldos o Pedialyte dentro de los posible.
  • Ofrécele hielo picadito, helado de paleta, o cereal mezclado con leche.
  • Consumir alimentos como siempre.

Consulta con el médico si observas un cambio brusco en su síntomas. Recuerda que para los niños pequeños, al igual que para los ancianos, la deshidratación por diarrea pueden deshidratarse con mayor rapidez que los adultos.

Fuentes: Journal of the American Medical Association , Clínica Mayo, Cámara Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas, del Departamento de Sanidad de Estados Unidos, MedlinePlus.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.