1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://saludinfantil.about.com/od/Alimentos/a/Por-Qu-E-Es-Sano-Que-Tu-Ni-No-Tome-Agua.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

Por qué es sano que tu niño tome agua

Conoce los beneficios médico de beber agua.

Por

Por qué es sano que tu niño tome agua

Existe un sinfín de razones por las que es sano que tu niño tome agua, pero la primera es que sus cuerpos necesitan el vital líquido para crecer.

Si te estás preguntando por qué tu niño y tu familia no toman mayor cantidad de agua, quizás se deba a que el consumo de las bebidas azucaradas aumentó en un 500% en el mercado de Estados Unidos y la tendencia es a remplazar el consumo del agua con dichas bebidas.

En el caso de los adolescentes, estos tienden a reemplazar el agua con bebidas energizantes cuyos estimulantes se ha comprobado no son nutritivos y además están asociados con el sobrepeso, la obesidad y otros trastornos de salud.

Consumo del agua en niños

La Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) recomienda que el agua sea el líquido principal usado para hidratar a los niños y adolescentes, seguido de la leche y jugos de frutas 100% naturales. También recomiendan evitar remplazar el agua en su totalidad por otras bebidas, incluso las de frutas artificiales cuyo contendio de azúcar es alto.

A continuación compartimos alguna de las recomendaciones de la AAP, datos importantes sobre el agua y tu niño:

  • No olvides que más de la mitad de la masa corporal de tu niño está conformada por agua, líquido necesario para que todos los órganos en su cuerpo funcionen. Tomar agua es vital.
  • Los niños pueden consumir agua adicional después de los seis meses de edad cuando ya comiencen a comer alimentos sólidos, pero por lo general, los bebés no necesitan consumir agua extra durante su primer año de vida porque compensan con la lactancia materna y la leche para bebés en polvo o líquida.
  • Si a tu niño no le gusta el sabor del agua, se le puede agregar un toque de limón o lima, tendrá mejor sabor y evitas el consumo de bebidas azucaradas artificiales.
  • Consume más frutas y vegetales. No olvides que las frutas y vegetales son fuentes excelentes de agua. Un 20% del consumo de líquidos proviene de los alimentos.
  • Tu niño debe consumir mayor cantidad de agua cuando esté enfermo, cuando la temperatura esté muy caliente, o cuando practique alguna actividad física o deporte.

Beneficios para la salud

La infancia es la etapa donde puedes enseñarle y reforzar hábitos saludables que permanecerán con tu niño de por vida. Los pediatras están de acuerdo que enseñarle a tu niño a tomar agua cuando tenga sed, en los primeros años de vida es primordial.

Pero no te limites a servirle solamente el vaso de agua, sino que también puedes aprovechar la oportunidad para explicarle cómo el preciado líquido beneficia su salud compartiendo información de cómo ayuda el agua a su organismo. Los niños normalmente son bastante curiosos y pueden apreciar cuando comparte información sobre tu cuerpo. A continuación ofrecemos alguno de los beneficios asociados con el consumo de agua:

  • Hidratación. Tomamos agua porque el cuerpo pierde agua cuando respiramos, sudamos o digerimos. Por eso es importante hidratar el cuerpo con los líquidos. Los pediatras recomiendan tomar grandes cantidades de líquidos cuando hay fiebre, o vómito.
  • Humectar tejidos de los órganos. El agua regula la temperatura del cuerpo, y mantiene los tejidos húmedos. La sangre, los huesos y el cerebro necesitan agua para funcionar.
  • Digestión. El agua ayuda a que el cuerpo deseche las toxinas por medio de la orina, al defecar, y del sudor. Los riñones, el hígado y los intestinos se benefician del agua y la usan para expulsar los desechos del cuerpo.
  • Lubricación. El agua es un buen lubricador de las articulaciones, los órganos y los tejidos.

Agua potable segura

Las autoridades sanitarias garantizan la salubridad de las aguas potables en el país, de hecho en EE.UU. la calidad del agua potable está regulada por la legislación, específicamente por la Ley de Agua Potable Segura que aprobó el con Congreso en el año 1974, la cual establece los estándares del agua potable y regula los niveles de químicos aptos parta el consumo del agua.

Si tienes dudas sobre la salubridad del agua que consume tu niño en EE.UU. puedes verificar con las agencias encargadas de supervisar el agua en las distintas comunidades por medio del Departamento de Sanidad, o el Departamento del Ambiente. También existe una línea telefónica (1-800-426-4791) a la cual puedes llamar y plantear tus dudas.

El Departamento del Ambiente, la Asociación Americana de Pediatría (APA), el Departamento de Agricultura y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades comparte las siguientes medidas de prevención para verificar que tu niño y tu familia están consumiendo agua potable que es salubre.

  • Usa el agua fría para cocinar y beber. Hay cierto tipo de contaminantes que se pueden acumular en los calentadores del agua caliente.
  • Si tienes dudas sobre la calidad del agua que consumes debido a las tuberías, permite que el agua corra por dos minutos todas las mañanas antes de usarla para cocinar o para tomar. Hacerlo despejará las tuberías y reduce hasta cierto grado que ciertos contaminantes terminen en el agua potable que consumes.
  • Si consumes agua de un pozo o manantial, analízala para determiner su contenido de nitratos antes de que los niños menores de un año de edad la consuman.
  • Hierve el agua, especialmente si sospechas que puede estar contaminada con gérmenes. Permite que se enfríe antes de beberla. Hiérvela solamente por un minuto. Recuerda que hervir el agua solamente elimina las bacterias y otros gérmenes, pero no desaparece los químicos tóxicos que se encuentren en el agua. Si el olor o el sabor del agua potable son desagradables, existen filtros que se activan con el carbón y disminuyen o desaparecen el olor o sabor indeseable.

Fuentes por: El Departamento del Ambiente, El Departamento del Agricultura, la Academia Americana de Pediatría (AAP), el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades. Foto por:

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.