1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://saludinfantil.about.com/b/2012/05/16/estudio-exceso-de-azucar-dana-la-memoria.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Ninoska Marcano

Estudio: Exceso de azúcar daña la memoria

Por mayo 16, 2012

Sígueme en:

BananaSplitFotopor

Es un hecho, el exceso de azúcar daña la memoria y el aprendizaje , según lo explica un estudio de la Universidad de California (UCLA).

El estudio por vez primera mide el efecto de la fructosa -es decir el azúcar que se encuentra en las frutas y la miel, y que se utiliza como endulzante en productos procesados- en el cerebro y no lo relaciona con la diabetes o la obesidad. Esta nueva investigación confirma que una dieta que incluya regularmente altas cantidades de azúcar, hace que el cerebro funcione con lentitud, dañando la memoria y afectando negativamente el aprendizaje. La investigación también descubrió que los ácidos grasos Omega-3 contrarresta los efectos nocivos de la fructosa procesada.

Según el autor principal del estudio y profesor de neurocirugía, Fernando Gomez-Pinilla, investigador de la Escuela de Medicina David Geffen, de la Universidad de California, si piensas disfrutar un helado con jarabe de chocolate, la idea es que también consumas alimentos ricos en Omega-3, tales como el salmón, nueces, semillas de linaza o que tomes cápsulas de Omega-3 diarias.

"Nuestro hallazgo sugiere que consumir ácidos grasos Omega-3 de forma regular protege el cerebro en contra de los efectos dañinos de la fructosa", explicó.

Ese fue el mensaje compartido por el autor principal del estudio que fue publicado en la revista especializada del Journal of Physiology.

"Nuestro hallazgo demuestra que lo que comes afecta nuestra capacidad de pensar," dijo el profesor Gomez-Pinilla. "Ingerir una dieta alta en fructosa por un período prolongado de tiempo altera la habilidad del cerebro de aprender y recordar información, pero agregar Omega-3 a las comidas puede reducir el daño", aseguró en el comunicado de prensa de la UCLA.

En el comunicado de prensa de la UCLA, Gomez-Pinilla aclara que su estudio no se limitó a estudiar los efectos de la alta fructosa y que por el contrario, se concentró en estudios de laboratorio con ratones y su consumo excesivo de fructosa.

"Estamos menos preocupado por la fructosa natural de las frutas, que también contienen antioxidants importantes...Estamos más preocupados por la fructosa en la alta fructosa del jarabe de maíz, el cual se agrega en los productos alimenticios procesados como un endulzante y preservativo", aseguró Gomez-Pinilla.

Unos de los datos que comparte la UCLA es que la dieta cotidiana de los occidentales incluye ingredientes tales como la caña de azúcar (sucralosa) y el jarábe de maíz de alta fructosa. Este último es un endulzante barato que se encuentra en un sinfín de productos, desde los refrescos, y bebidas azucaradas hasta en los alimentos para bebés lo incluyen en su contenido.

Según datos del Departamento de Agricultura el estadounidense promedio consume aproximadamente 47 libras de caña de azúcar y 35 libras de jarabe de maíz de alta fructosa anualmente.

En el laboratorio

Por un período de seis semanas, los investigadores observaron a dos grupos de ratas. A los dos grupos se le administró distintos niveles de fructosa y solo a uno de los dos grupos recibió ácidos grasos omega-3, que se cree protege contra el daño que se produce en la células del cerebro que facilitan la memoria y el aprendizaje.

Resultado

Previamente a iniciar el estudio, los investigadores entrenaron a las ratas con referencias visuales dentro de un laberinto para que identificaran y aprendieran cuál era la salida. Al inicio todos los ratones eran capaces de navegar el laberinto y llegar hasta la única salida, pese a otras salidas falsas.

Los resultados develaron que "el grupo de ratas que no consumió ácidos grasos de Omega-3 eran más lentas y sus cerebros mostraron una disminución en su capacidad cerebral", según el estudio. Además, las ratas que no recibieron ácidos grasos omega-3 mostraron signos de resistencia a la insulina, hormona que regula el azúcar en la sangre y la función sináptica en el cerebro.

Fuentes: Universidad de California (UCLA). Foto por:Rizcapb

Comentarios

Sin comentario. Deja un comentario

Deja un comentario


El salto de línea y el espacio entre párrafos son automáticos. Se permite el uso de algunos comandos en HTML: <a href="" title="">, <b>, <i>, <strike>

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.